Hoteles en Dallas

Todo iba como la seda hasta que empezo a fijarse en las donantes: chicas jovenes, brillantes y preciosas. Se le ocurrio la idea de alojarlas en el hotel de la familia para echar una mano. (¡Una de mis suposiciones habia sido acertada! Aquello iria en el informe final, sin la menor duda.) Pero luego fue incapaz de resistirse a la presencia de aquellas bellezas en el bar del hotel, solas y lejos de casa, y comenzo a atacarlas. decia que no le importaba. Al principio se sintio dolida, pero luego acabo con la parte romantica de su asociacion y se separo de el. Ver a Ed despues de casi una semana de ausencia descoloco a . Aun era guapo, con sus hoyuelos, el pelo ralo y las gafas de montura metalica que le daban aspecto de niño. Quince años de recuerdos afloraron en su mente; la noche del baile de fin de curso, la boda, la luna de miel, el nacimiento de su primer hijo, todas las Navidades, cumpleaños, Ed cayendo en la nieve, quemando su primera cena, la pequeña Adrian, de cuatro años, aprendiendo a decir "Ave Maria, llena eres de gracia". Costaba creer que ese hombre la habia engañado, que la habia herido tanto. Me alegra poder verla un rato a solas, señorita dijo. Lenore salio del comedor y, un momento despues, oimos que la puerta de la casa se cerraba. Eso es casi inntedijo con una sonrisa que dibujo hoyuelos en sus mejillas; el corazon de Coco dio otro saltito. ¿Que te ha traido a The Grove? No sera para un tratamiento de belleza. ¿Que quieres mejorar? Pero no, tenia que imponerse la prudencia. No podia llegar a conclusiones precipitadas. No tenia la menor idea de quien le habia mandado aquella nota. Deberia asegurarse antes deY tendria que decirselo a su madre. ¿Pero como iba a tomarse una noticia asi? ¡Oh, son realmente encantadoras! Preciosas, increibles. Y muy reveladoras. Los biografos van a tener un dia de fiesta. Que tengais mucha suerte los dos. Tengo que reconocer que me dais envidia. Eso no es malo. ¿, en el mensaje, ella le pidio ayuda? eligio entre sus perfumes, como si de la correcta eleccion dependiera algo muy importante. Canto en voz baja mientras se ponia polvos oscuros sobre sus brazos tostados y se colocaba un pequeño sombrero que en realidad no era mas que una corona de seda, como exigia la moda de aquel verano. ¿Quien le digo que lo busca?pregunto. Yo no...gruño . Si te ha dolido, si, pero era necesario. ¿No te tomaste el Ambien?