Hoteles en Detroit

Las mujeres francesas solo buscan amor bajo las sabanas. Tu eres exigente. Se que no te conformarias solamente con eso. y disfrutaron de unos minutos de soledad y tranquilidad antes de llegar al aeropuerto. le conto a su mujer el caso en el que estaba trabajando; le hablo de los cambios que habia hecho en el guion; despues, se quedaron en silencio, felices de estar juntos. Aquel fin de semana habian hecho el amor mucho mas de lo habitual y bromeo al respecto. Estaban a solo dos manzanas de la casa de . miro hacia ella. Mientras caminaba por la orilla del agua en direccion al Rocks, reflexiono sobre su nuevo conocido. era completamente distinto de lo que esperaba. La imagen mental que se habia formado era la de un hombre hecho a si mismo, un ricachon engreido y hortera. Estaba segura de que iba a repugnarle nada mas verlo. Bueno, ya estadijo. Solo queria decirle que lo siento. No veo donde esta el problema. Mi familia fundo la Compañia de Ferrocarril con la ayuda del capital de otra familia holandesa. Pocos años despues los holandeses se arruinaron y la compañia fue toda nuestraarguyo el ingles. Los que no saben hacer negocios siempre acaban cayendose. El hombre carraspeo. ¿Buscar a ? ¡Que tonteria! ¡Debe usted volver al hotel inmediatamente! Las mujeres son lo mas insensato que Dios ha creado. En el hotel estara segura. Aqui estamos demasiado cerca del rio, donde anclan los pequeños navios de guerra japoneses. Si supiera que usted vagabundea por ahi le daria una buena paliza. ¡Lo conozco bien!añadio, y salio apresuradamente, dirigiendose al telefono. A lo mejor no ha sido muy sensato. ¿Ha pasado ya el camion de la basura? ¿Y por lo tanto puedes pendonear todo lo que te apetezca? Una llamada a la puerta la saco del trance. dejo a , y la enlazo por la cintura, El ajenjo lo reanimaba. Buen bailarin, excelente jinete y jugador de tenis, su figura alta y esbelta se reflejaba en los espejos de la pared. Provenia de una buena familia, tenia una bella esposa y poseia mucho dinero. Momentaneamente estaba conforme con todo. No seas ridiculale dijo , tal como era de esperar y utilizando la respuesta mas apropiada. Se levanto a por otra taza de cafe mientras le miraba a los ojos. ¿Por que piensas eso? jamas viajaba en lineas regulares; sin duda, estando con el, se aprendia a vivir bien. ¿Su medico de cabecera no le advirtio nunca que su marido no tiene el corazon sano?pregunto. Ojos: verdes , este es el señor Muratapresento . Mi prometido, . La otra era que sus hijas podian llegar a ser unas excelentes compañeras. Jamas les agradeceria lo suficiente a Renee, Sylvie y el que hubieran ayudado a su hermana mayor, , a llevar el hotel cuando ella habia enfermado. Un whisky, cariño, por favordijo, mientras se acomodaba en una mullida butaca.