Hoteles en El Paso

Y no queria que aquella fuese la primera vez. Era el ultimo año de y en casa y no queria perderselo. Jamas podria perdonarselo. Y ellas probablemente tampoco; ni . No era justo exigirle que se hiciera cargo de las niñas el solo con la cantidad de trabajo que ya tenia en la oficina. Nada mas que idolos y supersticiondijo Wang con cierto desprecio. Hay gente vieja y tonta que todavia cree en estas cosasañadio, y escupio sobre las baldosas del templo. Uno de esos muchachos es mi hijole dijo al anciano, pero su voz se perdio entre el ruido de los tambores. siguio riendose. Max la animo para que no se sintiera decaida por tener que reescribir el personaje ni por los duros comentarios de . Era su forma de trabajar. Habia productores mucho mas duros, que incluso obligaban a reescribir el guion mil veces. se pregunto cuales serian los comentarios de los actores y con cuanto detenimiento se habrian leido el guion. En las telenovelas en las que habia trabajado, los actores se limitaban a salir a escena y soltar la parrafada. Pero estaba claro que en una pelicula el trabajo era mucho mas preciso. Era la unica razon por la que rechazaria escribir el guion de una pelicula. Era el sueño de su vida. No podia rechazar algo que llevaba soñando desde siempre. en la breve existencia de los seres, No les conozco, dijo su madre apesadumbrada. No se por que estamos hablando de esto. Eso es absurdo. Durante una fraccion de segundo, sintio una oleada de rabia. ¿Por que no le dejaba que intentase hacerla feliz? Estaba seguro de que si se animaba a salir lo pasaria bien, aunque fuera solo durante un nanosegundo. La miro doblar pulcramente el papel que envolvia el regalo y arlo con los dedos y se pregunto si llegaba un momento en que el sentimiento de culpa se volvia una costumbre, una especie de debilidad. ¿Tenia que gritar? ¿Tenia que obligarla? Si estoy conforme con el cocinero es posible que encargue un banquete con cuatro platos mascontesto. miro el folleto y suspiro. extendio la mano hacia el, como tenia por costumbre en aquellos breves dias de amor. Pese a todo, cuando Caragh se giro para coger un frasquito de nitrato amilico, decidio que ya no habia ninguna esperanza para el. No podia negar que estaba enganchado. Aunque no queria, le fascinaban todas las perversiones que ideaba Caragh. El corazon le dio un vuelco cuando ella destapo el frasco. "¿Y ahora que?se pregunto . ¿Ahora que?" ¿A cual quiere apostar? En esta parte no habla mas que del faro del acantilado y de lo que le gustaria vivir en eldijo No hay mucho donde rascar. Estuvo charlando con un buen rato, y mas tarde y , a quienes su hermana aviso de lo sucedido, tambien la llamaron. Todos lo sentian muchisimo pero no les explico los detalles. Rousakis no le hizo caso. El banquete es dentro de seis horas. No se entretenga. Siguio a esto una breve descripcion de las caminatas que el venerable memorialista realizaba en su juventud, como los antiguos escolares, que con un baston y una calabaza seca marchaban de pueblo en pueblo, tan libres como los pajaros. Yen entrelazo los dedos y continuo escuchando con respeto, hasta que su impaciencia llego al limite. Solo esta desahogando su rabia.