Hoteles en Fresno

En fin, nadaria hasta el final de la piscina, donde habia dejado el albornoz, subiria las escaleras y de pronto, descubrio el albornoz suspendido en el borde de la piscina. ¿Estas bien?pregunto. se apoyo con cautela en el respaldo. Habia encontrado un chicle pegado debajo de una mesa y habia tenido que cambiarse de asiento. No tenia ni idea de que los trenes pudieran oler tan mal, a sudor ajeno, a humo de tabaco y a perfume barato. Saco la revista y empezo a hojearla, pero miraba las fotos sin verlas. El cerebro le iba a mil por hora. Dos enormes ratas saltaron sobre los pies de Yen, y poco despues se le acerco un gato flaco y vagabundo. Tres rickshawcoolies se entretenian jugando a los dados a la luz de las linternas, mientras otros tres dormian. Los letreros luminosos y las linternas rojas de la callejuela se iban debilitando a medida que el crepusculo se extendia por la ciudad. Podia escucharse todavia la musica incesante e infatigable. Bien por el. Aunque se que no es tu forma de ser. ¿Por que?quiso saber. ¿Por que va a ser culpa tuya el acto irresponsable de una persona que hizo lo que quiso toda su vida? Liu cito: No engañas a nadierespondio mientras desechaba mis palabras con un ademan. tenia una nueva y tentadora vision de como pasaria los siguientes años, pero tendria que esperar a que el hotel estuviera a salvo para hacerla realidad. Cuando lo consiguiera, y rezaba para poder lograrlo, dedicaria el tiempo a aquellos deseos que siempre habia tenido que dejar de lado. La he dejado en un hotel.