Hoteles en Massachusetts

Una mujer mayor, con una camiseta de John Lennon y una falda de campesina, se detuvo a nuestro lado y el perro sarnoso que viajaba en el interior del carrito de la compra que empujaba solto un debil ladrido. Examino a Macy de arriba abajo y dijo: Aspiro con fuerza el aire salado de la noche, intentando serenarse y sentir ilusion en vez de miedo, esperanza en vez de aprension. Se dijo que todo iria bien. Tenia a sus padres, tenia a , podia contar con su talento y su capacidad profesional (el exito de la velada asi lo confirmaba)... Sobreviviria. Es usted un hombre apasionadomurmura, y percibe las vibraciones masculinas con absoluta claridad. De acuerdo. Ire a ver a ahora. Deseame suerte.Las dos se abrazaron. No hace faltadijo. Ya no volveremos a ir en coche. lo miro y no pregunto nada mas. Yutsing se aliso el cabello. Cuando se hubo marchado, leyo, sin pensar en nada durante un par de minutos, algo que ella habia colgado de la pared, al lado de la cama. Era lo unico que le pertenecia en toda la habitacion. Su padre, un comerciante de la calle Mott, del Barrio Chino de Nueva York, lo escribio para ella: Ya me ha parecido oler esta mañana a perfume de mujer. ¿Tuvo suerte ayer por la noche? ¿A quien se lo dedico? miro los solemnes ojos de y se dio cuenta de que las palabras de su amiga eran solo fruto de la preocupacion, pero no habia forma de detener eso. El momento habia pasado. Algo que habia empezado mucho tiempo antes la habia alcanzado, tal como siempre habia sabido, como un duelo a muerte pasado de moda. Ciertamentedijo Russell, que con sonriente impaciencia soportaba la verbosidad de . que ser preciente durante la visita de ese Pero su tia y sus hermanas habian demostrado ser exactamente todo lo contrario. Cada vez le gustaban mas. Y cada vez eran mas fuertes las ganas de revelar su identidad. vino a despedirse de nosotros antes de que nos embarcasemos. Queria agradecernos el regalo que le habiamos hecho, pues hoy es el dia de su boda. ¿Y que tal fue? Como si pudiera dormir despues del descarrilamiento de esta noche. Los clarines y trompetas sonaron mas cerca, y al final de la calle vio a los muchachos que marchaban entre una nube de polvo. Llegaron hasta la casa, ruidosos y vocingleros, y fueron pasando entre , que extendio vana e inutilmente las manos como para detenerlos; pero esto era tan dificil como detener a una corriente de agua. Timidamente sonreia a cada uno de los que podia retener por un segundo, pero ninguno de ellos se detuvo para decir: "¡Padre!" Sentia sus rodillas como la madera astillada, tiesas y sin fuerzas. Saco de su cinturon la carta con el sobre rojo y la sostuvo en el aire. Tomo aliento y se decidio a llamar a su hijo. Quiero esos registrosdijo la mujer. no la habia llamado. Estaba viviendo su apasionado romance con la estrella de la pelicula. Ella era su tipo, no. Quiza por eso habia durado tanto. Habian tenido una bonita historia y aunque queria afrontarlo con deportividad, estaba triste. Era la forma de hacer de Hollywood. Hubo un incomodo silencio. Sale en todos los periodicos.