Hoteles en Pennsylvania

No me jo... ¿En serio?El habitual manto de presuncion de cayo un momento y por debajo asomo una mirada de inocente sobrecogimiento, un placer genuino por haber hecho del mundo un lugar microscopicamente mejor. Asi era como los chicos respondian al aburrimiento, el peligro, la burocracia, la falta de reconocimiento y la presencia de una jefa inescrutable y vestida de lunares. La practica totalidad de los doscientos hombres y mujeres que paseaban por aquellas oficinas de fluorescentes parpadeantes y techos monotonamente grises deseaba en el fondo de su corazon marcar las diferencias en la ciudad. Los mas listos comprendian que no era algo tan sencillo como una batalla de buenos contra malos. Un momento despues habia desaparecido. La unica señal de que realmente habia estado alli era el movimiento de la puerta por el impulso de la salida. se apoyo contra la encimera, estupefacto. ¿Quien demonios se creia que era ese tal ? ¿El ganador de una estrella Michelin? ¿Como se atrevia a criticarlo y ponerle retos? En fin, podia largarse. En la costa habia un monton de pueblos donde podria encontrar trabajo: Espero que haya podido tomar esa decision dificildijo, y espero a que le diera una explicacion. Me recline y senti que el agotamiento afluia como un torrente. Abri mi maltrecho telefono movil y trate de dejar un mensaje de disculpa a mi hermano que no suscitara su interes y provocara mas adelante una andanada de preguntas. Luego saque los papeles arrugados que habia recogido en el suelo de lay los alise. Un recibo de taxi manchado de cafe, la factura de una tarjeta de credito expedida en una farmacia Ansonia por la compra de desodorante y champu, y una arrugada hoja de papel del hotel con un numero de telefono, al que procedi a llamar. No seas bobo, no me importan lo mas minimo todas estas chorradas. Pagarian por tener una vida como la nuestra. Jelena... Tiene usted razondijo el señor Endo. Jelena Trubova antes de sus diversos matrimonios. Russell en la actualidad. Entonces, ¿es cierto que usted conocio..., que conocio bien a esta Jelena Trubova hace varios años? ¿En Paris? Vas en taxi y luego volvemos juntos a casa, ¿de acuerdo? Vaya, tenemos una cita. Movio la mandibula de lado a lado mientras trataba de decidir hasta donde queria llegar. En el pasillo sono el chasquido de una puerta que se cerraba. Corri a la cerradura y vi que la mas alegre de las dos infieles se dirigia al ascensor, con una chaqueta de los Mets colgada del brazo y una gorra calada en la cabeza. Dedique un momento a pensar lo que haria yo con una mujer si estuviera engañando a mi marido. Si pretendes tener una aventura durante un largo periodo de tiempo, es perfectamente posible que termines haciendo cosas tan pedestres como asistir a partidos de beisbol. ¿Las preocuparia que las sacaran en el JumboTron de Citi Field? ¿Seria mas facil confeccionar una mentira con un amante homosexual que con uno heterosexual? Y ella sentia lo mismo. No sabia como explicarlo o como justificarlo, pero sentia que todo estaba increiblemente bien por primera vez en mucho tiempo. Todo habia cobrado sentido para ambos. Zelda volvio a asentir rapidamente, decidida a segar a ras de suelo cualquier conato de conversacion. Yo solo puedo hablar por mi. Ademas, era un angelito y siempre ha sabido divertirse sola. En fin, no tenia mas remedio...preciso. Se echo a reir a carcajadas y añadio: ¿Sabes que es lo gracioso? Va al mismo colegio del que me echaron hace años. No tienen ni idea de que es una niña ilegitima concebida detras de la cancha de tenis. , un poco abrumada por los cumplidos, se sintio obligada a devolverselos, pero no necesitaba que la tranquilizase en este sentido. Yutsing le escucho desconcertado. Luego recordo donde habia oido algo parecido. Sun Yat Sen, el gran maestro, el revolucionario, el padre de la Nueva China, habia dicho: Menos mal que has vueltoexclamo en cuanto la vio entrar por la puerta. Pensaba que te habias largado y me dejabas solo con esto. Y me habria sentido muy culpable si hubiera sido asi. Me he comportado como un...busco una palabra pero no encontro nada que sustituyera el epiteto que habia usado : como un gilipollastermino. Bueno, ya sabele recorde con tono alegre. El judaismo puede ser una etnia o una religion. No tiene por que ser ambas cosas. Imagino a , desnudo y erecto, inclinandose sobre ella, con las manos apoyadas sobre sus rodillas para separarlas, abriendola de piernas al maximo. Despues, sintio que la penetraba energica, posesivamente. Mientras aumentaba su ritmo, utilizando indice y pulgar para enviar deliciosas oleadas de placer a todo su cuerpo, sentia a , duro como una roca e incansable.